5 comentarios

  1. Adela

    Gracias por ser tan lúcido , gracias por que , leyéndote , me he sentido mucho menos extraña en este país .
    También viví mal aquella transición que no dejó más que las migajas a los pocos que pensaban diferente. Ahora , desde la altura de los años , aparece una suerte de añoranza por todo lo que pudimos conseguir y, que tampoco nuestros nietos verán.
    Gracias , por poder compartir análisis e ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *