Un comentario

  1. Anita Noire

    Marilorry debió ver en su más tierna infancia “las manos de Orlac” y desde entonces vive en un sinvivir y Peter Lorre se ha convertido en su fantomas particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *