2 comentarios

  1. hola Juan Carlos, hace, va a hacer casi dos años que te sigo aquí en estos tus diarios pues en una entrevista, durante unas jornadas “literarias” estaba Clara Janés y cuando le pidieron el nombre de algún poeta que le pareciese digno de mencionar… // Hace poco en algún lugar dije que una poesía cuando ve a un poeta, simplemente cambia de acera. Tal vez muchos de los sufrimientos o riesgos del poeta sean esquivar coches, más que anhelar su metamorfosis en el poema. Y claro que la libertad no es cultura ni menos importante. Pero en poesía, también observo cierta tendencia no-crítica y de culto hacia la libertad. Como una especie de regusto al sentirse indefenso ante las tiranías. Como un dejarse subordinar con nombres-epítetos tales como, (de)experiencia, (de)silencio… y desde su indefensión, nace torre, control inmóvil. Reconocimiento convenido, convencional, subjetivación escuálida ante (las tiranías) para otorgarse un re-nombre o una flecha.
    ..un fuerte abrazo y gracias por tu diario, y dele un pellizco a Pangur que extraño sus presencias..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *